Murmuración…. aarrrrrgggggghhhhhh!!!!!!!!

La primera vez que escuché esta palabra, no le tomé el peso ni la implicancia en mi vida, porque no había estado en ese tipo de problemas, no me había metido antes en líos como ese. Pero ahora es diferente, me siento mal porque ocurrió así; pero debo tener en cuanta de que el diablo levanta ese tipo de argumentos, sólo para hacernos caer, para que nos vea tristes y nos robe la bendición… no lo hizo, no logró ese objetivo. Esta vez no podré contar con detalles lo que ocurrió (por respeto), las personas importantes en mi vida lo saben y de ahí no debe salir, para que el objetivo del diablo no se cumpla, por lo tanto, seré más general de lo que comúnmente ustedes han podido leer en los posts anteriores. Y es que cuando dicen cosas de uno, que obviamente no son verdad, la moral se cae, como que todo se viene al suelo, uno se entristece mucho, porque este tipo de pecados se expande muy rápido, más de lo que uno cree, y es tan delicado hablar de esto en específico, que aun para escribir este artículo, tengo que ser muy precavido y cuidadoso de escribir lo justo y necesario. Busqué en la Biblia algún indicio de este pecado y me encontré con la historia de Jeremías, lo que pasó y todo lo que hablaron de él; en el capítulo 20, verso 10 dice: “10. Porque oí la murmuración de muchos, temor de todas partes: Denunciad, denunciémosle. Todos mis amigos miraban si claudicaría. Quizá se engañará, decían, y prevaleceremos contra él, y tomaremos de él nuestra venganza. 11. Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán, serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada. 12. Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, vea yo tu venganza de ellos; porque a ti he encomendado tu causa.” Después de leer este párrafo, me di cuenta de que Dios reprueba este tipo de hechos y actitudes, pero también está pendiente de que sus hijos no sufran daño… porque tengo que decir que me dañó un poco, me enfurecí mucho, pido perdón porque me descargué con mi pastor, levanté la voz, tenía ganas de golpear cualquier cosa, no sé, estaba muy enojado y es que esa situación me descolocó por completo, me pilló como volando bajo, me remeció el piso y casi, casi me hace caer… me acordé que yo mismo prediqué a mis discípulos acerca de enojarse y molestarse por algo y se me vino a la mente de inmediato… “Airaos, pero no pequéis…”, eso me calmó, mi pastor oró por mí y dejamos todo en las manos de Dios, para que él hiciera su voluntad en este embrollo. Ahora sólo espero en su presencia, escondido en sus brazos, que haga lo que tenga que hacer, porque como dice la canción de Hillsong: “When the oceans rise and thunders roar, I will soar with you above the storm… I will be still, know you are God.”, en español: “Aunque se levante y ruja el mar, volaré sobre la tempestad… quieto estaré, sé que eres Dios.”.No tengo que preocuparme más de lo que pueda pasar… sólo pongo mi confianza y mi vida en las manos de Dios y sé que saldré victorioso… sé que venceré…Yo sé que él es Dios… quieto estaré…Bendiciones… 

Un pensamiento en “Murmuración…. aarrrrrgggggghhhhhh!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s